Baño y ducha

Gel de ducha Sanex Zero% Piel sensible (Piel sensible y con tendencia atópica)

Protección diaria para piel delicada

Hipoalergénico

Hipoalergénico

DERMATOLOGICALLY TESTED

TESTADO DERMATOLÓGICAMENTE

Mantiene la piel sana

Mantiene la piel sana

DESCRIPCIÓN

Este gel de ducha especialmente formulado protegerá tu piel sensible dejándola tersa y suave. El gel, dermatológicamente testado, contiene un 0 % de colorantes, un 0 % de jabón y un 0 % de fragancias, para ofrecer a las pieles sensibles el cuidado puro que necesitan. Apto para uso diario, reduce el riesgo de reacciones alérgicas. Gracias a su fórmula biodegradable, es más respetuoso con el medio ambiente.

  • Fórmula biodegradable al 99 %
  • 0 % de sulfatos
  • 0 % de fragancias
  • 0 % de jabón
  • Hidratantes de origen natural
  • INGREDIENTES

    • INGREDIENTES  PROPOSITO
    • Aqua Disuelve las sustancias o ingredientes.
    • GLYCERIN Ayuda a retener el agua en el producto y en las capas superiores de la piel.
    • Cocamidopropyl Betaine Ingrediente que ayuda a limpiar o eliminar la suciedad y la grasa y que puede formar espuma cuando se usa con agua.
    • Sodium C14-16 Olefin Sulfonate Ingrediente que ayuda a limpiar o eliminar la suciedad y la grasa y que puede formar espuma cuando se usa con agua.
    • Lactic Acid Ingrediente utilizado para mejorar el aspecto de la piel y equilibrar su pH
    • sodium benzoate Ayuda a mantener la duración del producto, protegiéndolo frente a bacterias, levaduras y mohos.
    • Sodium Benzoate Ayuda a mantener la duración del producto, protegiéndolo frente a bacterias, levaduras y mohos.
    • Poloxamer 124 Ingrediente que ayuda a limpiar o eliminar la suciedad y la grasa, y que puede formar espuma cuando se usa con agua.
    • Caprylyl glycol Ayuda a preservar la duración del producto

Sácale todo el partido

Te damos unos prácticos consejos para ayudarte a sacar más partido de tu Gel de ducha SANEX ZERO% Piel sensible

Acierta con la temperatura

La temperatura ideal para el agua de la ducha es tibia o fresca, nunca caliente. Una ducha de 40 °C como máximo puede ayudar a tu piel a mantener una salud óptima.

Un formato más suave

Por lo general, los geles de ducha son menos abrasivos que las pastillas de jabón, y pueden usarse para limpiar y revitalizar la piel sin riesgo de rojeces o irritación.

Usa una esponja de lufa o natural

Aplicar gel de ducha sobre una esponja de lufa o natural puede ayudar a extenderlo de manera más uniforme y económica, sin dañar las pieles más delicadas.

Sella la humedad

Después de la ducha, seca la piel sensible con suaves toques y usa tu loción corporal favorita para sellar la humedad y ayudar a tu piel a sanar y a protegerse.

Asesoramiento Especializado

El estado de las pieles sensibles y muy sensibles puede verse agravado por los perfumes, los ingredientes químicos agresivos e incluso el agua dura

Zac Handler

Especialista Dermatológio