Bacterias en la piel: tipos y cuidado de la piel

3 minutos de lectura

Tu piel es tu primera línea de defensa frente a los agresores externos, y por ello es tan poderosa. Parte de tu sistema de defensa es el microbioma de la piel, formado por bacterias buenas, bacterias malas y otros muchos microorganismos. Cuando están en equilibrio, desempeñan un papel fundamental para mantener la piel en un estado óptimo. Por eso hay que cuidarlos bien. Un gel de baño o de ducha con prebióticos y posbióticos que nutra las bacterias útiles del microbioma de la piel puede mantenerla sana. Sigue leyendo para descubrir más sobre las bacterias buenas y malas de la piel y el papel que juegan para mantenerla sana.

¿Qué son las bacterias buenas?

Como hemos mencionado anteriormente, el microbioma está formado por millones de bacterias y otros microorganismos que conforman la flora de la piel. La mayoría de ellos son inofensivos, y algunos incluso son beneficiosos para la piel. Las bacterias que son útiles se denominan "bacterias buenas". Estas bacterias mantienen la piel sana, proporcionándole una primera línea de defensa sólida frente a los agresores externos. Por ello, es importante cuidar de ellas y permitir que se desarrollen.

¿Qué son las bacterias malas?

Además de bacterias útiles, la flora de la piel incluye bacterias malas que pueden causar diversos problemas. No es posible deshacerse de todas las bacterias malas del microbioma, pero existen formas de reducirlas para mantener su equilibrio. Los productos de baño y ducha especialmente desarrollados para reforzar el microbioma de la piel combaten las bacterias malas y nutren las buenas.

Cómo preservar las bacterias buenas y mantener la barrera de la piel

Tomar una ducha al levantarse o relajarse después de un largo día es uno de los pequeños placeres de la vida. Sin embargo, el gel de ducha que utilices puede estar eliminando bacterias buenas y malas. La fórmula de muchos geles contiene productos químicos sumamente eficaces para la limpieza de tu piel y la eliminación de bacterias malas. Sin embargo, muchos eliminan también las bacterias buenas, lo que puede generar un desequilibrio en el microbioma.

En Sanex, creemos que una piel limpia debe ser también una piel sana. Nuestros productos contienen un menor número de ingredientes que han sido cuidadosamente seleccionados. También ofrecemos una gama de geles de ducha que refuerzan el microbioma de la piel gracias al complejo prebiótico y posbiótico patentado que incluye su fórmula. Estos productos están diseñados para preservar las bacterias buenas de la piel y combatir las malas.

¿Qué productos de Sanex refuerzan el microbioma de tu piel?

Nuestra gama de geles de ducha BiomeProtect refuerza y protege el microbioma de la piel. Te presentamos algunos productos de nuestra gama, dos de ellos ideales para pieles secas y sensibles:

Gel de ducha Sanex BiomeProtect Dermo Protector

Este gel de ducha ha sido elaborado por expertos para limpiar la piel con suavidad, reforzar el microbioma y fijar la hidratación natural para mantenerla suave, tersa y saludable. Nuestro gel de ducha BiomeProtect Dermo Protector nutre las bacterias útiles de tu piel y combate las malas, haciéndola más resistente a las agresiones externas.

Gel de ducha Sanex BiomeProtect Dermo Moisturising

Nuestro gel de ducha hidratante ha sido específicamente creado para potenciar la hidratación y la barrera natural de la piel: el microbioma. Este producto contiene una exclusiva combinación de nutrientes que cuidan las bacterias útiles de la piel y combaten las malas para mantenerla sana.

¿Quieres la mejor rutina para tu tipo de piel?

Haz el test para saber qué tipo de piel tienes y cómo mantenerla sana cada día.

HAZ EL TEST

PRODUCTOS

Comprar el producto

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Si te interesa saber más