Cómo saber qué tipo de piel tengo: identifícala

3 minutos de lectura

Si alguna vez te has preguntado qué tipo de piel tienes, estás en el lugar indicado. Este breve test te ayudará a descubrir cuál es tu tipo de piel y formas ideales de mantenerla en un estado óptimo.


Cómo saber cuál es tu tipo de piel

No siempre es sencillo averiguar cuál de los muchos tipos de piel es el tuyo, pero nuestro test te lo pone muy fácil. Una vez que sepas qué tipo de piel tienes, también sabrás cómo cuidarla. Haz clic en el botón de arriba para realizar el test de tipo de piel.

Piel normal

Una piel normal no siempre es la norma. Si tienes la suerte de tenerla, verás que no es especialmente grasa, seca o sensible. Si tu piel es normal, será suave, firme, flexible y, en general, sin manchas. Tus poros pueden ser muy reducidos, y tu cutis radiante. Para que la piel normal se encuentre en un estado óptimo, tendrás que cuidarla para mantenerla equilibrada y protegida.

Obtén más información sobre la piel normal aquí.

Piel seca

Si tienes la piel seca, habrás notado que está apagada y escamosa. Esto se debe a la falta de hidratación, que puede ser causada por el deterioro de ciertos componentes que forman una barrera para fijarla. Esta es solo una de las causas de la piel seca. Otras causas de la piel seca pueden ser el calor, el frío, el viento, el aire acondicionado, la calefacción central o aspectos del estilo de vida como fumar o no beber suficiente agua. El tratamiento para la piel seca requiere una limpieza minuciosa, una hidratación profunda, beber mucha agua y evitar ingredientes agresivos en productos de cuidado.

Descubre más sobre la piel seca aquí.

Piel muy seca

La piel muy seca puede tener un aspecto apagado y escamoso debido a la falta de hidratación. También es más propensa a las arrugas, las afecciones e incluso las reacciones alérgicas. La mayor parte de las veces, la piel muy seca se debe a factores ambientales como el sol, el frío extremo, el viento fuerte y la contaminación, pero existen formas de tratar esta sequedad. Puedes conseguir que una piel muy seca se mantenga sana hidratándola en profundidad y eligiendo productos que cuiden tu microbioma.

Descubre más sobre la piel muy seca aquí.

Piel sensible

Si te has preguntado qué es la piel sensible, puede que tengas este tipo de piel. La sensibilidad puede deberse a numerosos factores, como el clima, la dieta, la contaminación, el estrés o incluso determinados productos para el cuidado de la piel. Puedes proteger tu piel sensible eligiendo productos de cuidado suaves que hayan sido probados dermatológicamente y contengan menos ingredientes que puedan irritarla.

Descubre más sobre la piel sensible aquí.

Piel grasa

La respuesta a qué es lo que causa la piel grasa es bastante sencilla. Se trata de un tipo de piel cuyas glándulas sebáceas producen demasiada grasa. Aunque esta suele ser la causa principal, la piel grasa se puede deber a otras causas, como los cambios hormonales. Saber qué sirve de ayuda para la piel grasa puede ayudarte a mantenerla en un estado óptimo. No intentes sobrecargarla con productos. Ayúdala a limitar su producción de grasa de forma natural. También hay que tener especial cuidado con la piel cuando hace calor, ya que este puede hacer que genere más grasa.

Descubre más sobre la piel grasa aquí.

Si todavía no estás seguro de cuál es tu tipo de piel, haz el test del buscador de tipo de piel.

 

¿Quieres la mejor rutina para tu tipo de piel?

Haz el test para saber qué tipo de piel tienes y cómo mantenerla sana cada día.

HAZ EL TEST

PRODUCTOS

Comprar el producto

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Si te interesa saber más