SOBRE LA PIEL

Cómo cuidar la piel seca para tener una piel saludable

La calefacción central, el sol, la contaminación, el agua caliente... Hay muchos factores que resecan nuestra piel. Aquí explicamos las causas de la piel seca y cómo puedes cuidarla con productos suaves.

¿Por qué noto la piel seca?

La piel seca es un problema habitual que puede estar provocado por muchos factores, como el sol, los productos para el cuidado de la piel con perfume o ingredientes agresivos, el agua caliente, la humedad, el envejecimiento o, simplemente, la genética. Estos agresores pueden dañar la función de barrera natural de la piel y provocar pérdida de agua transepidérmica, un proceso por el cual el agua se evapora de la superficie de la piel y hace que esta se reseque. La falta de aceites naturales en la piel también puede dar lugar a la aparición prematura de signos de la edad, como flacidez, líneas de expresión y arrugas.

La piel seca es cada vez más frecuente en personas de mayor edad, con determinadas enfermedades y en entornos con aire seco

Dr Zac Handler

Cómo cuidar de la piel seca: causas, tratamiento y prevención

«La piel seca es cada vez más frecuente en personas de mayor edad, con determinadas enfermedades y en entornos con aire seco», explica el Dr. Zac Handler, dermatólogo asesor. «Es cierto que los jabones pueden agravar este problema, pero la causa subyacente es la falta de aceites (lípidos) en la capa superior de la piel. Asimismo, también se produce una reducción en el factor de hidratación natural. Esto evita que la piel retenga el agua y la deje áspera y escamosa».

¿Qué empeora la piel seca?

Cuando notas la piel seca, hay una serie de cosas que conviene evitar para que no vaya a peor:

Lavarse con demasiada frecuencia

Lavarse con demasiada frecuencia con productos y jabones agresivos puede despojar a la piel de sus aceites y lípidos esenciales. Cuando tengas la piel extremadamente seca, trata de bañarte o ducharte una vez al día usando emolientes y geles de ducha suaves, con el agua a una temperatura entre fresca y moderada. Por agradables que resulten, las duchas muy calientes pueden provocar deshidratación en la superficie de la piel.

Protege la piel de los daños del sol

Los rayos UVA de onda larga están presentes durante todo el año, incluso en los días grises y nublados, y son responsables de provocar daños en las capas más profundas de la piel. Estos daños alteran la función de barrera protectora natural, al tiempo que fragmentan importantes proteínas como el colágeno que ayudan a mantener la piel tersa e hidratada. Protege tu piel aplicando protección solar de amplio espectro con factor SPF alto. Esto, además, te ayudará a mantener a raya la sequedad.

Invierte en un humidificador

La calefacción central mantiene tu casa calentita, pero es una causa común de la sequedad: cuanto más seco está el aire, más se reseca la piel. Una forma sencilla de evitarlo es invertir en un humidificador, ya que ayudará a aumentar la cantidad de humedad en el aire. Lo mejor para mantener la hidratación de la barrera de la piel es que lo coloques en la habitación mientras duermes.

Cuidado de la piel seca

Puesto que el causante de la piel seca es la pérdida de humedad, es importante restituirla con productos limpiadores e hidratantes suaves y ricos en emolientes. «Para quienes tienden a tener la piel seca, es muy importante usar productos hidratantes con frecuencia», aconseja el Dr. Zac Handler. «Si el brote es fuerte, tu dermatólogo podría recetar medicación como esteroides tópicos para acelerar la mejoría».

Para casos menos agudos de piel seca, mantener una buena rutina de cuidado de la piel puede ayudar a mantener a raya los niveles de humedad. Empieza por lavarte con un producto suave como el gel de ducha hidratante Sanex Dermo Protector. Su suave fórmula contiene dermo aceites que ayudan a recuperar el equilibrio natural de la piel, reponiendo la barrera protectora y manteniendo el equilibrio de su pH natural. Al salir de la ducha, aplícate una Loción corporal hidratante y espera unos minutos antes de secarte. Esto ayudará a sellar la hidratación.

COMPARTIR

Especialista dermatológo

Asesoramiento Especializado

Dr Zac Handler

Lavarse con demasiada frecuencia con productos y jabones agresivos puede despojar a la piel de sus aceites y lípidos esenciales