Funciones de la piel

Nuestra piel hace muchas cosas por nosotros, pero para poder desarrollar todas sus funciones de forma natural, a veces necesita un poco de ayuda. En Sanex sabemos que cada piel es diferente y que algunos tipos de piel necesitan un cuidado especial; ese es el motivo por el que desarrollamos cuidadosamente productos que ayudan a mantener tu piel en las mejores condiciones. 

La piel te protege

Una piel sana actúa como una barrera bidireccional para todo el cuerpo: se asegura de que no penetran los contaminantes y mantiene la hidratación interna. Es la primera línea de defensa que protege de los traumatismos, los rayos del sol, la contaminación, las bacterias, los virus, los hongos y otros agentes perjudiciales.

La piel te aísla del frío y del calor

Una piel sana mantiene una temperatura corporal constante de 37ºC, regulada gracias a la sudoración, y a la constricción y dilatación de los vasos sanguíneos.

La piel forma parte de tu sistema inmune

Es capaz de reconocer los agentes infecciosos y activar los mecanismos de defensa.

La piel te permite sentir

Está cubierta de receptores que te permiten sentir el frío y el calor, el dolor y el placer. Además, también revela de qué humor estás cuando te enfadas o sientes vergüenza. La piel va más allá de la piel: está íntimamente relacionada con tu bienestar físico y emocional.